Científicos alertan que la sobreexposición a la pantalla del ordenador puede ocasionar daños permanentes en la visión

La tecnología se ha vuelto un elemento indispensable en la vida cotidiana de las personas, cada día es mayor el tiempo que la gente gasta en sus dispositivos electrónicos personales, ya sea por uso recreativo o por trabajo, sin embargo, esta continua exposición a las pantallas de los dispositivos afecta la vista del usuario y con el tiempo, este desgaste generaría daños irreparables. Impulsado en cierta forma por la pandemia, los dispositivos como celulares, tabletas u ordenadores se transformaron en los medios para que las personas pudieran llevar su vida social, educativa o laboral; pero esto también representa que deben pasar más tiempo frente a la luz artificial que estos aparatos emanan.

Debido a esta problemática el oftalmólogo de la sociedad Colombiana de Oftalmología, el doctor Alberto Gregorio Salgado, se pronunció ante la sociedad explicando que la visión sufre un desgaste considerable cuando esta frente a la pantalla de un ordenador, debido a que la radiación que esta emite y el reflejo producido,  ocasiona que la persona parpadee menos lo que genera  resequedad en los ojos durante los primeros minutos y con el tiempo, la vista estará cada vez mas cansada y con dificultades para enfocar

La oftalmóloga profesional, la doctora Milena Pineda, también aporto información sobre este tema, mas relacionado a la prevención, donde expone que deben tomarse pausas momentáneas en intervalos de 20 minutos para reducir al mínimo la fatiga que se pueda producir en la vista, durante los descansos, la persona debe de enfocar a objetos lejanos para seguidamente enfocar uno cercano y parpadea unas 5 o 6 veces, con la finalidad de humectar el ojo y liberarlo del estrés.

Los médicos aseguran que están viendo un aumento progresivo en los casos con dificultades en la visión originadas por la sobreexposición a los dispositivos electrónicos, y recomiendan a todas las personas que dediquen mucho tiempo a trabajar con estos dispositivos tomar las medidas de seguridad correspondientes, y en el caso de ya presentar síntomas, visitar en la brevedad posible a un oftalmólogo para evitar cualquier daño irreparable en la visión.